fbpx

El futuro de la conectividad con ARMv9 y MediaTek

En tal vez uno de los anuncios más importantes del año, ARM presentó el pasado mes de mayo su nueva arquitectura: ARMv9. Aunque ARM está en el proceso de ser adquirida por el gigante Nvidia y quizás su nombre no es de los que la gente identifica más fácilmente, lo cierto es que mucha de la infraestructura y conectividad que utilizamos está construida sobre la base que ARM ha puesto a la industria.  

El anuncio de ARMv9 marca la primera vez en 10 años que se hace un cambio de arquitectura, lo que significa que muchos de los chips que veremos en los próximos años estarán pensados en un futuro más conectado y que considera el avance constante de tecnologías como la Inteligencia artificial y de necesidades como la seguridad constante. MediaTek, en su papel como uno de los proveedores de chipsets más importantes, también ha empezado a acoger esta nueva arquitectura.  

Haciendo algo de historia 

En el ecosistema de los chips basados en silicio –es decir, la gran mayoría de los chips que usamos actualmente–, pocos jugadores son tan importantes como ARM. Pese a que ARM se refiere a un tipo específico de chips, esta tecnología es licenciada y diseñada por una compañía británica del mismo nombre (ARM es un acrónimo de Advanced RISC Machines). 

Poniéndolo de manera muy simple, los procesadores y chips basados en la tecnología de ARM tienen 3 ventajas importantes: bajo costo, menor consumo de poder y menor producción de calor. Esto los hace especialmente deseables para dispositivos que deben ser ligeros, portables y que utilizan baterías. Estas características hacen que los chips basados en ARM sean perfectos para teléfonos inteligentes, tabletas, computadores portátiles y dispositivos de IoT. 

Entonces, ARM se encarga de diseñar y licenciar diseños que luego toman los fabricantes de chips para incorporarlos y mejorarlos. Además de MediaTek, el mayor fabricante de chipsets para teléfonos y dispositivos, la tecnología de ARM está presente en chips de Qualcomm, Microsoft y Nvidia. En palabras sencillas, su teléfono inteligente, sin importar qué marca sea, está basado en tecnología de ARM.  

Según cifras de ARM, en los últimos 5 años se han fabricado más de 100.000 millones de dispositivos basados en su tecnología. De hecho, la compañía va un paso más allá y asegura que pronto el 100 % de los datos compartidos serán procesados en algún momento por sus diseños. Sin embargo, aunque la compañía prevé un gran crecimiento –especialmente con tecnologías como 5G–, la nueva arquitectura ARMv9 trae muchos cambios importantes que van a acelerar incluso más la conectividad.  

¿Qué cambios importantes trae? 

Pese a que durante los últimos 10 años ARM ha logrado mejorar el diseño de sus chips y lograr cada vez más rendimiento, lo cierto es que el mercado en general empieza a necesitar chips especializados en varias áreas. Un chip Dimensity –la familia 5G de MediaTek–, por ejemplo, necesita de una CPU, una GPU y también en muchos casos una APU –Unidad de procesamiento de Inteligencia artificial–. 

Para empezar, las nuevas CPU basadas en ARMv9 tendrán un aumento del 30 % en rendimiento sobre la generación anterior. Esto se podrá ver en las nuevas CPU Cortex-X2, Cortex-A710 y Cortex-A510. Sin embargo, las mejoras van mucho más allá de solamente el rendimiento, y ARM se ha enfocado en cambio en crear una plataforma flexible a las tecnologías del futuro.  

Imagen: Arm

ARMv9 contará con soluciones especializadas para la Inteligencia artificial, Machine Learning y procesamiento de lenguaje natural. Esto es especialmente importante si tenemos en cuenta el crecimiento de dispositivos que integran este tipo de tecnologías, como asistentes virtuales (Alexa, Google Home) o el creciente mercado de electrodomésticos inteligentes y conectados. Esto también está pensado para dispositivos que vendrán con el despliegue de 5G, como los automóviles autónomos. 

De la misma forma, y dado que ARM es un eslabón integral en el ecosistema de los datos, también se le ha dado una prioridad importante a la seguridad. Acá la compañía abre la posibilidad para integrar a nivel de hardware soluciones que protegen datos confidenciales en tiempo real, escudándolos así de ataques que se puedan dar y haciendo la plataforma más segura para usuarios y empresas. Esto es especialmente importante para compañías que trabajan en la nube, como Microsoft y Google.    

Lo que dicen los fabricantes 

Y aunque la plataforma ARMv9 representa un paso importante, lo cierto es que muchas de estas tecnologías no podrían existir sin el trabajo de los fabricantes. Acá, marcas como MediaTek, Oppo, Red Hat y Samsung ya han afirmado su compromiso para convertir ARMv9 en una plataforma preparada para la nueva de comunicaciones y que responda mejor a las necesidades de los usuarios. 

Kevin Jou, director de tecnología de MediaTek, afirmó: «MediaTek lleva muchos años colaborando con ARM en una amplia gama de productos, desde móviles hasta PC y televisión digital. La escalabilidad de la arquitectura de ARM, junto con el rendimiento y la innovación en el diseño, son clave a medida que ampliamos la cartera de MediaTek. La arquitectura ARMv9 desempeñará un papel a medida que diseñemos productos Dimensity 5G de próxima generación con nuevas capacidades, características y experiencias de usuario». 

ARM espera que esta nueva arquitectura representa un antes y un después, sobre todo también en el contexto de la expansión de las redes 5G y lo que representa para usuarios y empresas. Con todo esto, la empresa espera poder entregar toda la potencia de la tecnología a los siguientes 300.000 millones de dispositivos de la próxima década. 


Imagen principal: ARM   

Sebastián Romero Torres
Filósofo de formación y geek empedernido. Amante de los videojuegos, la tecnología, la música y el espacio.

Contenidos relacionados