Transformación Digital del sector salud: 3 grandes aportes del CPreD

Innovación cáncer

Así fue la inauguración del Centro de Prevención y Diagnóstico Temprano del Cáncer [Galería]

Colombia estrena Centro de Prevención y Diagnóstico Temprano del Cáncer

Visita aquí nuestro especial Innovación contra el Cáncer.

“El país tiene el privilegio de contar con una plataforma como el Centro de Prevención”: Gina Watson (OPS/OMS).

Con el fin de contribuir con la reducción de los casos de cáncer que llegan en estadios avanzados a las entidades de salud en Colombia, y aportar a la innovación en la lucha contra esta enfermedad, el Instituto Nacional de Cancerología inauguró su Centro de Prevención y Diagnóstico Temprano (CPreD), en las antiguas instalaciones del Hospital San Juan de Dios de Bogotá.

“Colombia tiene el privilegio de tener una plataforma como el Centro de Prevención y Diagnóstico Temprano, lo que permite fortalecer el mensaje de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud: el cáncer no es sinónimo de muerte”, dijo Gina Watson, representante en Colombia de estas organizaciones.

De acuerdo a la OMS, 14 millones de personas en el mundo son diagnosticadas con algún tipo de cáncer cada año. En Colombia, según las estimaciones del Instituto Nacional de Cancerología (INC), para el último período analizado (2007-2011) cerca de 62.000 personas son diagnosticadas cada año y 31.930 fallecieron a causa de esta enfermedad. Y solo en Bogotá se presentan 11 mil casos, de los cuales el 30% se trata en el INC.

La inauguración del CPreD contó con la presencia de la doctora Carolina Wiesner, directora general del INC; el ministro de Salud de Colombia, Alejandro Gaviria; Gina Watson, de OPS/OMS, y el alcalde mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa, así como con autoridades y especialistas del sector salud en el país.

El ministro Gaviria, quien además es un paciente que aún enfrenta esta enfermedad, reiteró el compromiso del Gobierno Nacional en la lucha contra el cáncer. El ministro dijo que el Centro de Prevención y Diagnóstico Temprano es precisamente la materialización de una política pública encaminada a la reducción del impacto del cáncer.

Gaviria reiteró la importancia de impulsar los buenos hábitos alimenticios y de consumo entre los colombianos, haciendo énfasis en la importancia que ha tenido desestimular el tabaquismo en el país (como principal causa del cáncer) y ahora en el debate acerca de las bebidas azucaradas, que es algo que deberá hacerse “más tarde que temprano”.

En su intervención, la doctora Gina Watson, de la OPS/OMS, y quien ha sido paciente del INC, resaltó que el Centro de Prevención y Diagnóstico Temprano (CpreD) “es ejemplo para toda la región”, no solo por los avanzados servicios que prestará sino también por la calidad de atención que brindan los profesionales del INC.

El Centro de Prevención y Diagnóstico Temprano, el primero en el país, será una experiencia para compartir con otros países, según la doctora Watson, al ofrecer servicios avanzados de tamización y fortalecer el diagnóstico temprano del cáncer. Adicionalmente, garantiza un tratamiento oportuno e integral, a fin de reducir las tasas de mortalidad, y mejorar los niveles de supervivencia y calidad de vida. El INC espera que este modelo de integración mejore la articulación entre la prevención y el tratamiento.

 

Así es el CpreD

La directora del INC, Carolina Wiesner, quien lideró la creación y planeación del Centro de Prevención y Diagnóstico Temprano (CpreD), destacó las principales características del centro y el impacto que generará entre la población colombiana.

CPreD es el resultado de una estrategia de salud pública que implica el uso de pruebas en individuos o poblaciones sanos con un determinado riesgo, con síntomas o sin ellos, con el propósito de identificar los que tienen mayor probabilidad de presentar la enfermedad, hacer diagnóstico de forma temprana y garantizar una mayor reducción de la mortalidad.

Es el primer Centro de Prevención y Diagnóstico Temprano público en Colombia. El INC y la Alcaldía de Bogotá, a través de una alianza estratégica, habilitaron un moderno edificio que cuenta con 10 consultorios en los que se prestarán servicios de tamización y diagnóstico para el cáncer de cuello uterino, colon y recto (que va en ascenso en hombres y mujeres), piel, próstata y mama, que son los más frecuentes en el país. También ofrecerá asistencia en vacunación para cáncer de cuello uterino (la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano, VPH) y Hepatitis B, además de soporte sicológico para pacientes diagnosticados.

El centro cuenta con tecnología de punta para la realización de exámenes de tamización como la prueba VPH, ‘triage’ con citología, mamografías, sangre oculta en las heces, y otros procedimientos como cistoscopias, colonoscopias, colposcopias y procesamiento de biopsias para promover el diagnóstico temprano.

 

CPreD será además un centro de entrenamiento para fortalecer los conocimientos de los médicos generales y otros especialistas, pues el control del cáncer no es solo una tarea de los oncólogos. Lo hará a través de educación y capacitación bajo las modalidades presencial y virtual, por lo que cuenta con 3 salas de conferencias con medios audiovisuales digitales y modelos anatómicos que apoyarán los procesos de formación.

Finalizando su intervención, el ministro Gaviria dejó un mensaje a los pacientes de cáncer: “Desde aquí, desde el instituto, donde estamos sembrando esperanza, aún nos quedan muchos momentos felices. Como ministro y como sobreviviente del cáncer, aquí estaré continuando con esta lucha”.

Big Data e Inteligencia Artificial para luchar contra el cáncer en Colombia

Visita aquí nuestro especial Innovación contra el Cáncer.

Los millones de datos que se generan constantemente en el mundo (fenómeno conocido en los escenarios tecnológicos y empresariales como Big Data) y las soluciones de Inteligencia Artificial que permiten aprovechar toda esa información para tomar decisiones más acertadas se han venido convirtiendo en una de las respuestas más eficaces de los gobiernos, entidades, empresas y personas en la lucha contra enfermedades como el cáncer. Colombia no es la excepción.

Hace menos de un año, el Instituto Nacional de Cancerología (INC), entidad adscrita al Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia y en la que se desarrollan un ente asesor en políticas públicas de cáncer, un centro de investigación, un centro docente y un hospital especializado en oncología, presentó Infocáncer, la primera plataforma digital de información de cáncer en Colombia.

Durante su presentación, se explicó que se trata de “un espacio con información accesible, rápida y confiable sobre los diferentes tipos de cáncer que se presentan en todo el territorio colombiano”. Hoy, según las experiencias vividas en otros países, tiene el potencial de ser ese centro de información que posibilite que adelantos y tendencias como las del Big Data y la Inteligencia Artificial también se puedan aplicar en Colombia para intentar reducir el impacto de una enfermedad que cada año presenta 62 mil nuevos casos y que es la segunda causa de mortalidad en el país.

Infocáncer es administrado por el Instituto Nacional de Cancerología y en él se consolida, estandariza, entrega y centraliza la información del cáncer en Colombia, con la que se convierte en la única plataforma digital que reúne datos de esta enfermedad en el país para ser consultados en línea y en español. La comunidad académica, científica y médica, así como grupos de interés y el público en general, pueden acceder a ella. Es un espacio que tiene la importancia de aportar datos, comparaciones, tendencias y distribuciones que contribuyen a la educación del tema del cáncer (prevención y tratamiento), basados en los 4 Registros Poblacionales de Cáncer (RPC) hechos en el país, en Barranquilla, Bucaramanga, Manizales y Pasto.

Lograr consolidar y organizar la información de diferentes fuentes en un mismo espacio es un primer gran paso. “Eso es lo que les ha permitido a países más desarrollados poder fijar políticas públicas tendientes a aumentar la prevención de algunos tipos de cáncer, hacer campañas más efectivas por la importancia que tiene poder detectar tempranamente esta enfermedad, e incluso intentar mejorar los tratamientos”, dice Devi Puerto Jiménez, coordinadora del Grupo de Prevención y Detección Temprana del Cáncer del INC.

En países como Estados Unidos, Alemania, Francia y Japón, a través de Big Data se ha podido hacer más eficiente el uso de medicamentos con los que se tratan los diferentes tipos de cáncer, entendiendo que cada paciente puede reaccionar de manera diferente. Se ha logrado establecer de mejor manera quién requiere acciones adicionales en un tratamiento o qué ha ayudado a los laboratorios y centros de investigación a redirigir sus objetivos, sabiendo de antemano cuáles son los tipos de cáncer que más crecerán en los próximos años.

En estos países, empresas tecnológicas como IBM, SAP, Microsoft, Oracle o SAS han podido ayudar con soluciones que de manera automatizada toman esa información, la analizan, sacan conclusiones con base en lo que ha ocurrido en el pasado y proyectan los escenarios futuros de manera acertada y precisa. Son soluciones que ya están también en Colombia y que con la consolidación y organización de la información permitirán salvar vidas en el país.

El paso siguiente es el de la Inteligencia Artificial, en el que plataformas cognitivas como Watson están ayudando directamente a los médicos a tener mucha más información analizada para que puedan tomar mejores decisiones.

Es la Transformación Digital de la lucha contra el cáncer. Una transformación que implica la utilización de soluciones tecnológicas para potenciar la actividad de los médicos, identificar el tratamiento ideal, aumentar la asertividad en los diagnósticos, mejorar la atención a los pacientes, llegar a sitios remotos y poder hacer descubrimientos aún más increíbles. Todo, aprovechando los datos que hoy ya empiezan a estar disponibles.

 

7 tecnologías que están impactando la lucha global contra el cáncer

Cifras y datos del cáncer en Colombia y el mundo

Opinión: ¿Por qué debemos defender la Neutralidad de la Red?

¿Por qué debemos defender la Neutralidad de la Red?

Por Jorge Restrepoingeniero industrial, candidato a PhD en diseño y creación. Activista, CEO de Hypercubus y miembro del podcast #AmigosTIC.

A finales de 2017 el gobierno gringo rompió con un principio fundamental: la Neutralidad de la Red. Dado que Trump es el Presidente, el tema no sorprendió demasiado al mundo. Afortunadamente, esa misma semana, el Ministro TIC, David Luna, aseguró que en Colombia este principio seguirá vigente. En ese sentido, debemos estar atentos a la posición que asume cada candidato presidencial sobre el tema.

La Neutralidad de Red​ es el principio por el cual los proveedores de servicios de Internet y los gobiernos que la regulan deben tratar a todo tráfico de datos que transita por la red de igual forma indiscriminadamente, sin cobrar a los usuarios una tarifa dependiendo del contenido, página web, plataforma o aplicación a la que accedan”.

Pero, en definitiva, ¿por qué nos debe preocupar la Neutralidad de la Red?

La Neutralidad de la Red nos garantiza el derecho a informar y a ser informados: De lo contrario, las empresas de telecomunicaciones (que en adelante llamaré Telcos) podrían bloquear o bajar la velocidad de carga de sitios contrarios a sus intereses, los gobiernos a los que son afines, los grupos económicos a los que representan, etc. Recordemos que muchas de estas empresas, como Movistar, Tigo Une, Emcali y ETB, tienen capital público y que aún las demás tampoco son ajenas a este lobby.

La Neutralidad de la Red promueve el emprendimiento, la innovación y nos protege como consumidores: Sin la Neutralidad, los operadores de Internet podrían cobrar peaje por la circulación en sus redes. Por ejemplo, ImpactoTIC no habría logrado surgir si hubiera tenido que pagar para que los usuarios cargaran sus contenidos a la misma velocidad de los medios tradicionales. La siguiente imagen ilustra claramente lo que sucede en esos casos.

Caricatura de Steve Sack en Star Tribune.

La Neutralidad promueve la democracia: Sin la Neutralidad podrían censurarse contenidos y bajar la velocidad de carga de comunicación de algunos sectores de la sociedad o incluso bloquearlo. Es decir, se parecería a un medio tradicional de comunicación.

La Neutralidad hace que Internet sea Internet y no un modelo de televisión por cable: Gracias a la Neutralidad es el usuario quien elige los contenidos, los servicios y los medios que quiere usar. Sin la neutralidad, en cambio, sería el operador de Internet quien escoge qué convenios tiene, quién es el mejor postor de la velocidad y a quién segrega. Imagínese por ejemplo que usted no pudiera acceder a su e-mail porque el operador tiene un convenio con otra compañía. En el caso de los servicios de contenidos audiovisuales que ofrecen los operadores, estos últimos también podrían restarles velocidad a sus competidores haciendo que una plataforma como Netflix corriera tan lentamente como un modem de los ochenta.

La Neutralidad no concentra el poder en las compañías de telecomunicaciones o en unos pocos: Internet es una autopista de información en la que nosotros, los usuarios, pagamos un peaje para entrar y encontrar los servicios y los contenidos que nosotros queremos. Sin la Neutralidad, las telcos no solo cobrarían este peaje a los usuarios, sino también a los proveedores de servicios. Podrían hacer alianzas politiqueras y muchas otras malas prácticas. En definitiva, sin neutralidad de Internet sería una burbuja controlada por las telcos y sus amigos.

Si la Neutralidad de la Red se cae en Colombia o en el mundo entero (hay grandes presiones para que así sea), sería una gran pérdida para la humanidad, pues desaparecería Internet como la conocemos ahora. En cualquier caso, los activistas digitales no dejaríamos que nuestra libertad se perdiera y buscaríamos alternativas con nuevas redes libres que nos comunicarán libremente. En el mundo entero ya se están desplegando, por ejemplo, las “redes mesh”.

Para conocer más sobre la neutralidad de la red recomiendo ver el hangout de Impacto TIC con el periodista Mauricio Jaramillo Marín, de Impacto TIC, y la abogada y activista digital Carolina Botero, de la Fundación Karisma, conocedores a profundidad del tema.

La libertad se defiende, por lo tanto ¡la Neutralidad de la Red se defiende!

debate sobre regulación de Internet

Regulación de Internet: ¿Es hora de controlar a los gigantes de la tecnología? [The Guardian]

Una nueva oportunidad para los ciudadanos digitales [Opinión]

En Colombia ha hecho carrera subvalorar o por lo menos no apreciar lo suficiente lo que se puede conseguir gratis. Pasa muchas veces cuando se organizan eventos deportivos o culturales sin costo, cuando se habilita un servicio y se pone al alcance masivo o, por ejemplo, en Internet con todos los cursos, programas o capacitaciones que se encuentran disponibles y a los que muchos, así tengan el tiempo para tomarlos y a sabiendas de que les pueden servir, no los aprovechan porque creen que no hacen diferencia ni les van a aportar mayormente.

El Ministerio TIC creó y habilitó en julio de 2017 un programa que llamó Ciudadanía Digital. El concepto era sencillo: ejecutar una estrategia orientada al desarrollo de capacidades y competencias digitales en los usuarios con niveles básico, intermedio y avanzado de conocimientos en el uso de las TIC. Para esto, se habilitó una plataforma en línea gratuita en la que cualquier ciudadano podía acceder a cerca de 30 diferentes contenidos distribuidos en 9 categorías. Las categorías iban desde la Alfabetización Digital (algo básico) hasta Leyes Digitales, pasando por temas como la Etiqueta Digital y las Responsabilidades y Derechos Digitales.

Cualquier persona que tomara los cursos y los aprobara obtenía una certificación, la cual lo iba a identificar como ciudadano digital y le iba a dar mayores habilidades y conocimientos en el uso de las herramientas digitales. Adicionalmente, esta certificación (o certificaciones, porque por cada contenido se podía conseguir una) le sería útil para incluirla en su hoja de vida y convertirla en un diferenciador en algún proceso de selección o concurso para un empleo. Se piensa incluso que con estas certificaciones un ciudadano digital pueda tener alguna ventaja o preferencia en un concurso para un empleo con el gobierno, aunque esto no fue una promesa de la iniciativa.

Al finalizar el plazo para obtener estas certificaciones, el 31 de diciembre pasado, el Ministerio TIC dio a conocer que la iniciativa logró entregar los más de 400 mil certificados que se tenían presupuestados inicialmente, sumando las certificaciones virtuales y presenciales. Si bien es una cifra importante y cumple la meta inicial pensada, no deja de ser llamativo que es menos del 1,5% de los colombianos que están conectados a Internet en la actualidad (según Internet World Stats para no usar una fuente oficial) y el 0,8% del total de la población colombiana.

Junto con el balance, el Ministerio TIC informó su decisión de dejar los contenidos publicados y para el servicio de la comunidad más allá del 31 de diciembre, aunque desmontará todo el tema de las certificaciones. Se trata de un esfuerzo enorme que, incluso, valdría la pena retomar y reforzar en 2018. ¿Por qué no volver a habilitar las certificaciones y esta vez incluso con contenidos renovados?

Claro, esto demandará darle continuidad a este gran esfuerzo, nuevos presupuestos y mayores acciones de divulgación, promoción e incentivos para que la ciudadanía ‘se conecte’ mucho más a la iniciativa, pero vale la pena intentarlo cuantas veces sea necesario. Los resultados de Ciudadanía Digital fueron muy positivos, y deberían ser el primer paso de un esfuerzo continuado por mucho tiempo.

Seamos optimistas y pensemos que se podrá movilizar a muchos más colombianos para que vean el valor que tiene prepararse y adquirir las habilidades para la economía digital que ya empezamos estamos requiriendo. Seamos optimistas y pensemos que en algún momento más colombianos, como estos ciudadanos pioneros que hoy son más digitales y ya tienen su certificación, van a empezar a darle importancia a lo que les puede aportar a sus vidas, incluso si es gratis.

TED talks inteligencia artificial

Las lecciones de Kasparov a los que tienen miedo de la inteligencia artificial [TED]