Mientras que el Colombia se realizaba la subasta del espectro que da a los operadores de telefonía móvil 5 años para avanzar en el montaje de redes 4G LTE en nuestro territorio, en otros países del mundo ya rugen los motores en la carrera por el desarrollo de la tecnología y el mercado 5G.

Aunque es cierto que las redes 5G todavía están dando sus primeros pasos, algunos de los países más avanzados ya están implementando redes para consumidores. Si hablamos por regiones, Asia y Europa son las que están liderando en materia de inversión y las que han desplegado las redes más extensas y robustas. China ha tomado una ventaja considerable, hasta el punto que allá ya están hablando de 6G.

Pese a esto, y aunque muchos países y las empresas de telecomunicaciones que operan en ellos muestran avances en la implementación de redes 5G, lo cierto es que algunas de estas redes todavía aprovechan la infraestructura, tecnología e incluso antenas diseñadas para 4G, aunque con modificaciones que les permiten ser compatibles con 5G

No todo el 5G es igual

Antes de continuar es necesario explicar que existen 3 tipos principales de redes 5G. La primera —y más básica— es la red 5G de banda baja. Su ventaja principal frente a las otras dos es que gracias a sus frecuencias bajas, esta goza de un rango de cobertura mucho mayor que las otras.

Esto quiere decir que implementar una red 5G de banda baja se traducirá en menores costos de infraestructura, ya que una sola célula de telecomunicaciones puede conectar a mucha más gente a la red 5G. Sin embargo, este largo alcance existe a costa de la velocidad de navegación. Por lo general, una red como esta puede llegar hasta a los 100 Mbit/s en el mejor de los casos, aunque la velocidad por lo general estará dentro de los 60 y 70 Mbit/s.

Vale la pena notar que, aunque es cierto que la red 5G de banda baja no ofrece muchas ventajas con respecto a una red 4G de última generación, esto es apenas el punto inicial.

En segundo lugar, encontramos la banda media de 5G. Su característica principal es que puede ofrecer velocidades muy superiores a la banda baja, pero sacrificando algo de su rango de cubrimiento. La banda media por lo general tiene frecuencias entre 2,4 Ghz y 4,4 GHz. Su velocidad puede estar entre los 100 y 400 Mbit/s, lo que marcaría una gran ventaja con respecto a la banda baja.

Con estas velocidades, la banda media de 5G ya ofrece una mejora de velocidad entre 6 y 7 veces mayor a lo que estamos acostumbrados con 4G LTE. Dado que tiene menor rango, la banda media requiere más inversión y adecuación de infraestructura, ya que deben ser instaladas más células de telecomunicaciones para poder cubrir grandes territorios.

Señal mmWave bloqueada por la puerta
Señal mmWave bloqueada por la puerta

Por último, la red de ondas milimétricas es la más veloz de todas, pero esto también viene con el costo de tener el menor alcance de todas las otras bandas, llegando a solamente algunos cientos de metros y además con las desventaja de ser bloqueada fácilmente por paredes y puertas. Pese a esto, en zonas con conexión la velocidad puede estar entre 1 y 2 Gb/s de bajada. Estas frecuencias son también las más altas, empezando por lo general en 24 GHz y llegando incluso hasta los 72 GHz.

Cuando se habla de 5G, la mayoría se refiere a esta banda alta, también conocida como mmWave por su nombre en inglés. Pese a su gran velocidad, también tiene muchas desventajas y es posible que no veamos aplicaciones de este tipo por fuera de las áreas más densamente pobladas.

5G va más allá de la velocidad

Y aunque la promesa de las que más se habla acerca de la red 5G es la velocidad, lo cierto es que esto no muestra el panorama por completo. Otro elemento fundamental para llegar al futuro conectado es la latencia.

En esencia, la latencia es el tiempo de respuesta que existe entre el dispositivo conectado y los servidores en Internet con los que nos comunicamos. Para una red celular, esta latencia se ve un poco aumentada con respecto a una red de Internet residencial debido a lo que se conoce como air latency, o latencia en el aire.

Esta latencia está conectada fundamentalmente con la frecuencia que utiliza el dispositivo, y en ocasiones puede estar afectada incluso por objetos físicos que obstruyen la señal. Hablando sobre 5G, por ejemplo, una red mmWave de alta frecuencia será más susceptible de sufrir latencias altas cuando existen obstáculos como árboles y paredes que una frecuencia baja como la de 600 MHz.

Latencia en una red 4G
Latencia en una red 4G. Imagen de: SENKI

Para una red 4G de última generación, esta latencia por lo general siempre ronda los 50 ms; un tiempo de respuesta relativamente alto y todavía muy lejos de superar al Internet cableado. En 5G, la latencia en el aire para los equipos implementados a enero de 2020 está entre los 8 y los 12 ms.

A esto también se le debe sumar el tiempo de respuesta hasta el servidor, que aumenta gradualmente dependiendo de la posición física del equipo. Según Verizon, usuarios en Chicago y Minneapolis tiene una latencia promedio de 30 ms, de por sí una gran mejora con respecto a 4G. Sin embargo, este número palidece cuando notamos que muchas de las aplicaciones en las que 5G promete conectar al mundo —tales como automóviles inteligentes y automatización discreta— requieren latencia muy por debajo de los 30 ms, necesitando incluso una latencia tan baja como 5 ms.

Implementando servidores en el borde —también conocido como Edge computing— se puede reducir esta latencia hasta un valor entre 10 y 20 ms. Una mejora considerable, pero que también requiere de mucha infraestructura y aún así se queda corta para algunas aplicaciones.

Por ahora, por más que se prometa y se diga, las latencia por debajo de los 10 ms o 5 ms todavía estará confinada a los laboratorios por lo menos por algunos años.

Pese a que estas implementaciones mucho más avanzadas de 5G todavía están a años de poder ser puestas en marcha, lo cierto es que 5G promete un futuro más conectado. Además de contar con estándares integrados para el Internet de las Cosas, también cuenta con protocolos para dispositivos de bajo consumo y siempre conectados.

Generación Velocidad bajada promedio Velocidad bajada máxima Velocidad subida promedio Velocidad subida máxima Latencia promedio
2G (EDGE) 0.1 Mbps 0.3 Mbps 0.1 Mbps 0.3 Mbps 300 – 1000 ms
3G (HSPA+) 5 Mbps 42 Mbps 1.7 Mbps 21 Mbps 100 – 500 ms
4G (LTE-A) 15-50 Mbps 3000 Mbps – 1Gbps 2 – 5 Mbps 100 Mbps < 100 ms
5G 50+ Mmbps 1 – 10 Gbps 50+ Mbps 1.25 Gbps < 30 ms

Los países con 5G para usuarios

Algunos países ya han implementado redes 5G, la mayoría de ellas cubriendo ciudades densas para poder solventar los costos de infraestructura asociados. De la misma forma, también existen mapas en los que se pueden apreciar los países y las conexiones 5G disponibles para usuarios.

Mapa 5G del mundo
Mapa de conexiones 5G en el mundo de Ookla. Hasta el momento no hay conexiones 5G en Colombia.

A continuación un listado de los tres más relevantes.

Estados Unidos: Es uno de los dos países del nuevo continente —el otro es Uruguay— que ya cuenta con redes 5G. 4 de las principales compañías de telecomunicaciones ofrecen planes con conectividad 5G. Verizon, T-Mobile y AT&T cuentan con servicios que ofrecen mmWave complementado con 5G de banda baja. T-Mobile, por su parte, ofrece 5G a más de 200 millones de usuarios por medio de la banda baja. Sprint tiene en su mayoría frecuencia con espectro medio.

China: Incluso desde mediados del 2019, los 3 mayores operadores de telecomunicaciones chinos han empezado a implementar redes 5G en 50 ciudades a lo largo de todo el territorio. China Mobile, China Telecom y China Unicom cuentan hoy por hoy con la red 5G más amplia del mundo, e implementaron más de 12.000 células 5G según la agencia Xinhua.

Corea del Sur: Fue el primer país del mundo en implementar una red 5G comercial. Samsung también lanzó al mercado surcoreano el Galaxy S10 con un modem 5G. SK Telecom, Korea Telecom y LG Uplus tienen conectividad 5G desde abril de 2019. Les tomó solamente 69 días para llegar a 1 millón de suscriptores.

La opinión de un experto

En el siguiente video, Russ Mestechkin, director de ventas de MediaTek, comparte con Impacto TIC su visión sobre lo que significará 2020 para el desarrollo de la tecnología 5G.

Imagen principal: Tony Stoddard en Unsplash.