TRI Analizer convierte el ‘smartphone’ en un laboratorio médico portátil

Científicos de la Universidad de Illinois crearon un accesorio para smartphone el cual puede hacer pruebas de laboratorio de muestras líquidas para poder diagnosticar enfermedades.

Este accesorio, denominado TRI Analyzer, tiene un costo inicial de 550 dólares y pone parte de las funciones de un laboratorio médico al alcance de la mano. 

El dispositivo puede procesar muestras de sangre, saliva u orina usando la luz del flash del teléfono y la óptica de su cámara. “El analizador es más un laboratorio portátil que un dispositivo especializado”, aseguró Kenny Long, estudiante de MD / PhD de esta universidad y autor principal del estudio de investigación.

En el informe de la Universidad de Illinois, se explica que para crear el accesorio utilizaron una impresora en 3D y ‘mucha ingeniería’.  El director del proyecto, el profesor Brian Cunningham, dijo que el TRI Analyzer “es capaz de realizar los 3 tipos más comunes de pruebas en diagnóstico médico, por lo que en la práctica, miles de pruebas podrían adaptarse a él”.

“Nuestro TRI es como la navaja suiza de los biosensores”, agregó Cunningham.

Es una creación realmente llamativa porque llega a ser un facilitador en tratamientos médicos, pues el paciente no perdería tiempo esperando la orden de laboratorio y los análisis, para volver días (o semanas o meses) después a ver su médico; ni tampoco desperdiciaría dinero y energía viajando de su casa al laboratorio.

No solo los pacientes se beneficiarían con este dispositivo: pequeñas clínicas que no cuentan con laboratorios propios podrían realizar pruebas internas sin comprar equipos caros. Incluso, sirve para médicos que trabajen con comunidades, por lo que el TRI Analyzer abre la puerta a una clase de accesorios que generarán un gran impacto social especialmente en zonas rurales y comunidades vulnerables.