fbpx

Desde muy temprano en su gestión, la actual administración distrital de Bogotá dio luces de hacia dónde quería encaminar a la capital del país. En marzo de 2020 el nuevo Alto Consejero TIC, Felipe Guzmán, ya nos hablaba de Bogotá como un Territorio Inteligente.

Luego vinieron la pandemia, el confinamiento y un sinfín de consecuencias, así como cambio de planes. La aceleración en el uso de los datos se materializó en el desarrollo de plataformas como Gabo (la aplicación de Gobierno Abierto de Bogotá) y Bogotá Cuidadora (la plataforma para que los ciudadanos pudieran acreditarse e identificarse si necesitaban salir a realizar alguna de las 43 actividades exceptuadas durante el Aislamiento Preventivo Obligatorio), además de otras estrategias, que han hecho de Bogotá una de las ciudades más reconocidas de Latinoamérica en el manejo de la pandemia, como la distinción que recibió en octubre en los premios Latam Smart City Award.

Un nuevo pacto social que ya está en marcha

¿Hacia dónde va Bogotá? Felipe Guzmán explicó que la gran sombrilla en esta ruta es el plan de desarrollo, un nuevo contrato social, en el que se incluyen 5 propósitos fundamentales: la inclusión social, cambiar los hábitos de vida para reverdecer a Bogotá, inspirar confianza y legitimidad para vivir sin miedo y un gobierno abierto. Todos estos están alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Durante el evento Reimaginando los Territorios Inteligentes: ¿cuál es la ruta para Colombia hacia 2030?, realizado por Impacto TIC el pasado 15 de octubre, el alto consejero compartió la ruta y las iniciativas que ya se adelantan. De hecho, aseguró que la visión de esa Bogotá como territorio inteligente ya va andando: «Venimos realizando estrategias para consolidar el uso estratégico de tecnología, datos e innovación como un elemento transformador. Esta Transformación Digital es una apuesta de todos, nosotros no nos las sabemos todas«, por lo que reiteró la importancia de la corrección y la corresponsabilidad.

En cuanto a la relación y la participación de la tecnología y la innovación en esta construcción, Guzmán señaló que se planeó una estrategia partiendo del diseñar la experiencia de la vida de un ciudadano en ese territorio inteligente planeado. Una que toma precisamente la innovación, la tecnología y los datos desde la lógica territorial, que en conjunto se ponen al servicio de la generación de capacidades, oportunidades, empoderamiento y calidad de vida para los ciudadanos y ciudadanas.

Dentro de este camino se han planteado 9 agendas de Transformación Digital, que suma más de 100 iniciativas. Son proyectos que van enfocados a entender las necesidades de los ciudadanos en cada uno de los territorios de Bogotá y la región. Porque no es igual hablar de un ciudadano en Chapinero, Suba o Sumapaz. En Bogotá hay diversos territorios.

Cocrear y colaborar

Desde la administración distrital entienden que es necesario asegurar los procesos de apropiación digital y que la conectividad es uno de los mayores retos (sí, incluso en la capital del país).

Ahora, para lograr que la ruta hacia ese Territorio inteligente sea efectiva, se ha planteado la creación de la Agencia de Analítica de Datos, desde la que buscará realizar «procesos de analítica, de datos estructurados y no estructurados, de manera intersectorial para generarles todos los beneficios a los ciudadanos y a los distintos actores del sistema» . Y aquí radica uno de los puntos fundamentales de esa visión, entender y potenciar la participación de diferentes partes, cuya suma permitirá lograr un territorio inteligente. Una construcción holística.

Emprendedores, academia, gobierno y ciudadanos, entre otros, en sus diferentes campos de acción, son los actores de cuya participación dependerá la consolidación de dicho territorio. ¿Pero cómo conectarlos?, para eso se formulo la creación de Laboratorio de Innovación Pública (Ibo): «Queremos que sea la instancia articuladora, para generar un mayor impacto. Necesitamos ponernos a hablar todos».

«Este plan es parte de la apuesta del distrito, pero somos conscientes De que un territorio inteligente es construido por el ecosistema. Nuestro sueño es que en 2030 uno entiendA que Bogotá es un territorio inteligente porque es la suma de distintas respuestas de datos, tecnología e innovación para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos que tenemos en territorios distintos y características distintas»

Felipe Guzmán,  Alto Consejero Distrital de TIC de Bogotá.

Reviva aquí la intervención de Felipe Guzmán en el evento Reimaginando los Territorios Inteligentes:

MÁS CONTENIDOS DE ESTE ESPECIAL:

FOTOGRAFÍA PRINCIPAL Alejandro Ortiz
Redacción
Una de las disrupciones digitales en el periodismo es la visión colaborativa. Muchos de nuestros contenidos y procesos periodísticos y editoriales, como este, se cocinan y se desarrollan en equipo.

#EspecialesTIC: Tecnologías al rescate de las empresas