Durante los últimos años, gran parte del movimiento que ha tenido el mercado de los teléfonos inteligentes se ha relacionado directamente con los fabricantes de origen chino. Huawei sobrepasó a Samsung como el productor número uno de teléfonos durante el segundo trimestre de 2020, y Xiaomi se ha convertido en uno de los nombres más importantes de teléfonos de bajo costo. 

La fuerte competencia que se libra en el mercado mundial tiene un nuevo protagonista en Colombia, en especial para las gamas media y baja del mercado. Se trata de Realme, otro fabricante de origen chino, que llegó oficialmente a Colombia en septiembre de 2020, con 3 equipos para gamas distintas y con precios muy competitivos. 

El Realme 6 es el tope de gama de la marca en el país, un modelo de gama media premium con características interesantes. Al otro lado de la balanza, el Realme C3 es un teléfono de gama de entrada con un precio bastante competitivo. Y en la mitad de ambos está el equipo sobre el que escribimos hoy: el Realme 6i.

En el papel, el teléfono pinta muy bien, sobre todo por su precio: 529.000 pesos colombianos. Sus características también dan buenas sensaciones, pero, ¿qué tan bien responderá el teléfono? Esta es la reseña del Realme 6i en Colombia.

Especificaciones y accesorios

Empezamos con las especificaciones del teléfono para hacernos una mejor idea de qué podemos esperar. El Realme 6i cuenta con una pantalla IPS de 6,5 pulgadas acompañada por una batería de 5.000 mAh. En la caja, además del teléfono, también vienen un cargador de 18W y un forro en silicona. Vale la pena mencionar que el teléfono trae vidrio templado aplicado de fábrica. 

Imagen: Impacto TIC

Este teléfono corre con un procesador MediaTek Helio G80 con 8 núcleos Cortex (2 son A75 y los otros 6 son A55) y una GPU Mali-G52. La serie G de MediaTek está pensada con un foco importante hacia gaming, lo que significa un desempeño mucho más fluido en juegos y en uso normal. Este chip de MediaTek es acompañado por 3 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento que pueden ser expandidos con una tarjeta microSD.

Si hablamos en términos generales, 3 GB nos parecen un poco ajustados para un teléfono de este rango, sobre todo si tenemos en cuenta que existe una variable del 6i con 4 GB. Los 64 GB deberían ser suficientes para la mayoría de los usuarios, aunque la posibilidad de utilizar una tarjeta microSD convierte este asunto en una preocupación menor.

Algo que sin duda gusta es la posibilidad de tener dual sim, una opción muy popular en los teléfonos de esta gama.  

Diseño y sensaciones en la mano

Pasemos ahora al apartado de diseño, y acá el teléfono verdaderamente no decepciona. El Realme 6i viene en 3 colores posibles: Blanco crema, Té verde y Soda azul. Esta reseña está basada en el color Soda azul, que curiosamente aparece como “Té verde” en la página oficial de Realme Colombia pese a no ser, claramente, verde.

El diseño del 6i está inspirado por el diseño del Realme X, diseñado por Naoto Fukasawa –uno de los diseñadores industriales japoneses más reconocidos–. El resultado es un diseño trasero que salta a la vista y es agradable, sobre todo con los modelos azules y verdes del 6i.

Imagen: Impacto TIC

El peso del teléfono es de 199 gramos, lo que significa que es un teléfono un poco pesado aunque no por mucho. Su hermano mayor, el Realme 6i, pesa 191 gramos, pero en las manos la sensación es muy parecida.

Si bien los materiales y acabados son de plástico, esto no se traduce a una mala sensación en la mano y de hecho es muy bien lograda. Gracias a sus colores brillantes, las huellas y demás marcas no se notan mucho en la parte trasera del teléfono, pero tampoco se sacrifica el buen agarre que tiene el teléfono. 

Por el lado de diseño, es difícil criticar al Realme 6i. Es un diseño bastante atractivo, con colores brillantes y buenas sensaciones en la mano.     

Conectividad

Pasamos al apartado de conectividad, y aquí empezamos a ver algunas de las limitaciones del 6i. Este teléfono, obviamente, solamente tiene conectividad 4G, aunque las velocidades se mostraron a la par de otros dispositivos y no notamos problemas usando la red celular de Movistar en Bogotá. 

Un detalle que nos agrada bastante es la inclusión de una conexión NFC en la parte trasera del equipo. Esto es especialmente útil para pagar en establecimientos que lo permitan o incluso para manejar mejor elementos como tarjetas de transporte público. 

El teléfono incluye Bluetooth 5.0, aunque un detalle que debemos mencionar es que no incluye los códecs como AAC o aptX HD que permiten una calidad de sonido muy superior en audífonos compatibles. Curiosamente, los Realme Buds Q soportan estos estándares, pero ninguno de los teléfonos de Realme en Colombia (C3, 6i y 6) son capaces de aprovechar esta ventaja. 

Sin embargo, este detalle no es tan importante ya que el teléfono cuenta con una entrada para audífonos de 3,5 mm. En otras palabras, el equipo viene bien equipado en cuanto a lo que se refiere a audio. Adicional a esto, cuenta con una conexión USB tipo C, que lo pone muy por delante de la competencia que en muchos casos sigue usando micro USB.

Por último, y bastante importante, hablemos sobre la conexión wifi. El teléfono soporta wifi b/g/n, que en otras palabras significa que solamente puede conectarse a redes de 2,4 GHz. Aunque es entendible la omisión de la banda wifi de 5 GHz, esto pone al teléfono es desventaja con respecto a otros competidores. 

Incluso usando un enrutador de doble banda, el teléfono solamente lograba llegar en promedio a los 40 mbps de bajada en una conexión de 100 mpbs. Esto se traduce a descargas un poco más lentas en comparación con otros dispositivos.   

Pantalla y batería

Pasemos ahora a la pantalla. El display del teléfono es LCD tipo IPS con una resolución HD+ de 720×1.600. Si tenemos en cuenta que el display mide 6,5 pulgadas, esto significa que tenemos una densidad por pixel de 269, un número bastante bajo si consideramos que el estándar hoy por hoy es de 300. El diseño de la cámara frontal es tipo gota justo en la mitad del display, que funciona bastante bien.

Pese a esto, el teléfono no pierde claridad, y de hecho funciona igual de bien en ambientes oscuros y también muy brillantes. El contraste es adecuado, los colores tiene buena saturación y en general se desempeña bastante bien para consumir contenidos. Sin embargo, el parlante incluido no es particularmente bueno y tampoco suena tan duro, por lo que nuestra recomendación es usar audífonos.

Imagen: Impacto TIC

Y en cuanto a batería, el teléfono ha mostrado ser sin duda de los más capaces. Al ser un teléfono tan grande, Realme no ha escatimado en la batería y ha incluido una no removible de 5.000 mAh. Una batería tan grande, acompañada por un display HD+ de bajo consumo, significa una vida de batería muy, muy larga.

Con un USo intermedio, corriendo videojuegos como Call of Duty o Need for Speed: No Limit, y viendo videos en YouTube y Twitch, el teléfono aguantó sobrado el día completo y de hecho llegó hasta bien entrado el segundo día. Para usuarios ligeros, el teléfono seguramente dure los 2 días completos y probablemente llegue hasta el tercero antes de necesitar una recarga. 

Al ser conectado, el teléfono carga alrededor de 33 % en 30 minutos. Aunque no especialmente rápido, una carga se puede hacer completa en unos 90 minutos con el cargador de 18W.       

Cámara

Sigamos ahora con el apartado de la cámara. El 6i cuenta con 4 cámaras traseras –la principal de 48 MP– y con modos HDR y macro. La cámara para selfies es de 16 MP, con opciones de HDR y Panorama.

Respecto a la calidad de las imágenes, el teléfono se desempeña bastante bien en ambientes con buena iluminación. La reproducción de color es especialmente buena usando el modo HDR, y los detalles son preservados decentemente. Pese a que el teléfono cuenta con un modo de 48 MP, nuestra recomendación es no usarlo ya que no representa ganancias verdaderas en cuanto a calidad de imagen, pero sí aumenta el tamaño de las fotos por encima de los 30 MB.

Imagen: Impacto TIC
Imagen: Impacto TIC

Los colores del Realme 6i son adecuados, aunque las imágenes tienden a tener colores que en nuestra opinión podrían ser más brillantes y nítidos. El modo macro funciona bastante bien, y es recomendable para tomar fotos de flores u otros objetos pequeños. En ambientes más oscuros, sin embargo, la cámara sufre un poco. Las imágenes tienden a tener bastante ruido fotográfico, por lo que se pierde la buena representación de colores y el nivel de detalle en general.

Por el lado de la camára selfie, encontramos que la historia es más o menos la misma. La cámara es buena con fotos bien iluminadas, pero se esfuerza bastante en ambiente con baja luz. Los colores también tienden a estar un poco sobreexpuestos, lo que hace que las fotos se sientan un poco planas.

Rendimiento y software

Por último, miremos el desempeño del teléfono. En este apartado, se agradece bastante la inclusión del chip MediaTek Helio G80, que en últimas es un chip recortado del G90 y G90T que tanto han gustado. El 6i es uno de los pocos teléfonos en el país con este chip, siendo el Xiaomi Redmi 9 el otro gran teléfono con este SoC.

En el uso diario, no tuvimos mucho problema con el teléfono volviéndose lento o congelándose. Todas las aplicaciones abren relativamente rápido, responde de manera adeucada y en general fue bastante agradable. 

Corriendo juegos como Mario Kart Tour, Call of Duty Mobile y Need for Speed No Limits, el teléfono anduvo sin problemas con gráficos en Medio y en ningún momento notamos ralentizaciones importantes que arruinen la experiencia de juego. De la misma forma, Realme ha incluido mejoras u optimizaciones a nivel de software para que la experiencia sea placentera. 

Y hablando precisamente del software, la capa de personalización que Realme en Colombia tiene es definitivamente un punto fuerte para el teléfono. Los añadidos de la compañía al sistema Android 10 que trae son muy bienvenidos, y las aplicaciones de bloatware son mínimas.

Imagen: Impacto TIC

Pensamientos finales

Con la entrada de Realme en Colombia, la competencia en la gama media se ha vuelto mucho más estrecha. El Realme 6i es una entrada en una gama media bastante reñida, pero en donde seguramente el teléfono puede dejar una marca importante. 

La competencia directa es el Redmi 9 de Xiaomi, con un chip G80 idéntico pero que cuenta con una pantalla Full HD. En términos de videojuegos y batería, el display de menor densidad ayuda a que las gráficas no tan detalladas no se noten tanto y que la batería dure por más tiempo. Esto, sin embargo, a cambio de una pantalla y densidad de píxeles mucho menores. 

Pese a esto, el Realme 6i ha mostrado ser un buen teléfono por su rango de precio y que de hecho tiende a ser más económico (por poco, sin embargo) que su competidor directo. Extrañamos la inclusión de wifi de 5 GHz, un display de más resolución y mejor calidad de Bluetooth, pero es díficil no recordar su precio de 529.000 pesos colombianos.

En últimas, el Realme 6i ha mostrado ser un buen teléfono para usuarios que quieran Android 10, una gran batería y un muy buen desempeño sin tener que gastar mucho dinero.