'Me gusta' estudios piscológicos Facebook

La conciencia digital está cobrando más relevancia que nunca. Ahora ya muchos sabemos que lo que hacemos digitalmente, a lo que le damos clic, marcamos como ‘me gusta’ o compartimos, es importante y genera consecuencias. Muchos lo habrán empezado a entender por temas como los de Cambridge Analytica, pero el tema va más allá.

Muy a su estilo, esta publicación de Pictoline le puede dar una mayor dimensión de lo que se trata en realidad.

De acuerdo con The New York Times, en 2015 el Centro de Psicometría realizó un estudio que se basó en los me gusta y en las puntuaciones de los factores conocidos como OCEAN  que evalúan las características de una persona: su apertura, responsabilidad, extroversión, amabilidad y neurosis (los cinco grandes rasgos de personalidad). En ese entonces lo hicieron mediante un cuestionario en Facebook llamado ‘mypersonality’ en el que participaron 70.000 personas y “hallaron que era más probable que una persona que le había dado me gusta a, por ejemplo, la película El club de la pelea estuviera abierta a nuevas experiencias en comparación con una persona a quien le gusta American Idol”.

El estudio realizado por investigadores de la Universidad de Stanford y del Centro de Psicometría de la Universidad de Cambridge construyeron el modelo para evaluar la personalidad de alguien a partir de sus me gusta en Facebook y mide qué tan abierto, extrovertido o neurótico es la persona. De igual manera hicieron una comparación de este modelo con evaluaciones de personalidad realizadas por los amigos de los encuestados. A los amigos les dieron un cuestionario de diez preguntas  y les pidieron que respondieran basándose en su conocimiento de las personalidades de los encuestados (los que participaron con ‘mypersonanily’)

“Los investigadores encontraron que, con solo diez me gusta, el modelo era más exacto para precisar una personalidad que lo sería un colega del trabajo de quien se estudia. A partir de setenta me gusta, era más preciso que un amigo o un compañero de apartamento; con 150, más preciso que un familiar, y, con 300, más preciso que la pareja”.

El modelo de esa investigación arrojó como resultados los siguientes parámetros, basándose en los ‘me gusta’ de los encuestados:

Aunque el escándalo de Cambridge Analytica y Facebook sigue generando debates, lo cierto es que los estudios sicológicos en cuanto a los comportamientos digitales no son algo nuevo y este no fue el primer caso. De hecho, se basó en los antecedentes expuestos por The New York Times.

Así como la gente toma cuidado a la hora de ir a una entrevista laboral, piensa sus respuestas o sus acciones porque sabe que están siendo analizadas y que eso definirá su situación laboral, ocurren lo mismo en el entorno digital.

Los perfiles no son solo casillas para completar una única vez con nombres, apellidos, usuario, sexo, edad, país o correo electrónico, por el contrario están en constante elaboración de acuerdo a la información que consciente o inconscientemente suministramos, como las publicaciones a las que le damos ‘me gusta’ y que luego sirven para fines más ambiciosos.