Microsoft Inspire, el evento corporativo del gigante de Redmond, se llevó a cabo en un momento crucial para la industria y para el mundo en general. Mientras que la demanda por servicios en la nube explota sin precedentes, Microsoft no quiere solamente ser un buen aliado, sino convertirse en el mejor de ellos para las más de 40.000 compañías en su red de negocios. 

Es precisamente por esto que Satya Nadella, actual CEO de Microsoft, lo resumió así durante su conferencia de bienvenida: “Queremos ser el mejor socio para nuestros socios». Con esta visión en mente, Microsoft Inspire 2021 se llevó a cabo de manera virtual y resaltando algunos de los mejores avances que tendrá la compañía en algunos de sus productos más populares, como Azure y Windows.  

Windows se vuelve 365

Uno de los anuncios más esperados fue la introducción de Windows 365. Siguiendo los pasos de Office 365, Microsoft planea ofrecer servicios de Windows alojados directamente en la nube. En términos sencillos, Windows 365 permite que los usuarios hagan streaming de un computador Windows en cualquier navegador web, y podrá ser utilizado en computadores o móviles desde el próximo 2 de agosto para empresas y negocios. 

Aunque Microsoft contaba anteriormente con Azure Virtual Desktop, la habilidad de ejecutar Windows directamente desde la nube es un servicio nuevo de Windows 365. Esta funcionalidad es importante ya que permite que usuarios de macOS, Linux e incluso iOS y Android tengan acceso a Windows desde cualquier lugar. Según la compañía, Windows 365 será más fácil de desplegar para las empresas, lo que reducirá la dependencia en experiencia de ingenieros con Azure.

Aunque la compañía no reveló detalles de todas las configuraciones que tendrá, Microsoft mostró que uno de sus precios será de 31 dólares mensuales por computador en la nube. Esta suscripción entrega acceso a un computador con 2 CPU, 4 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento. Esta, sin embargo, no es la versión más barata, ya que Microsoft también planea ofrecer equipos virtuales con 1 CPU, 2GB de RAM y apenas 64 GB de almacenamiento. 

Según detalles entregados en estos días, Microsoft tiene en su mira industrias como la educativa, la de servicios de call center y la de trabajo en la nube. La cosa no para allí, y el gigante de Redmond también está ofreciendo equipos muy capaces con 8 CPU y 32 GB de RAM pensados para creadores de contenido, ingenieros y desarrolladores de software. Según ellos, este servicio ahorra costos a largo plazo en mantenimiento y uso de hardware.  

windows 365 ms inspire

Con Windows 365, Microsoft cierra un ciclo importante en su movimiento hacia la nube. Aunque todavía no existen detalles para los usuarios individuales, Microsoft continúa con su filosofía de ofrecer servicios como Xbox y Windows en tantos dispositivos como sea posible, sin importar cuál sea la plataforma preferida por el usuario. Con un servicio de este tipo se podría, en teoría, ejecutar Windows en un iPad, lo que ciertamente abre muchas posibilidades.

Para cerrar, Windows 365 será ofrecido primero con Windows 10, pero también será complementando con Windows 11 cuando sea lanzado oficialmente en la segunda mitad de 2021.    

Una visión holística de la seguridad

Dado que para Microsoft la visión en la nube es tan importante, no sorprende que mucha de esta visión también esté preocupada por lo que será la seguridad en un mundo cada vez más conectado. Según Nadella, Microsoft es la única compañía que puede ofrecer un portafolio tan completo de la seguridad, y que hoy en día integra diferentes soluciones de seguridad no es efectivo.

Lo que diferencia nuestro enfoque es la organización de la identidad, la seguridad y el cumplimiento de las normas, así como la gestión de los dispositivos, en un conjunto interdependiente que extiende la protección a todos los datos, dispositivos, identidades, plataformas y nubes. La nube de Microsoft es la única que cuenta con las mejores capacidades de seguridad de su clase y de su entorno. 

Satya Nadella, CEO de Microsoft

Nadella recalcó que las tecnologías de Azure, así como el nuevo Windows 365, están construidas desde la base de una arquitectura llamada zero-trust. Este tipo de arquitectura de seguridad tiene como fundamento el hecho de que no existe confianza implícita entregada a herramientas y personas, y que todo debe ser autorizado o autenticado. Dado que las compañías asociadas deberán confiar sus datos a la nube de Microsoft, es importante tener estos fundamentos claros.

Esto, además, también está pensado para una coyuntura en donde los ataques cibernéticos se vuelven más organizados y robustos. De hecho, la compañía ha recalcado en los últimos días que el reciente ataque a SolarWinds fue elaborado por no menos de 1.000 ingenieros trabajando de manera sistemática. Este ataque infectó a más de 18.000 empresas con malware silencioso, y se convirtió en uno de los más devastadores y sofisticados.

Con el movimiento acelerado hacia la nube, y con Microsoft siendo uno de los mayores proponentes, los anuncios de seguridad son bienvenidos. En un entorno de seguridad, uno de los problemas principales es lograr la integración de herramientas, y es fundamental que la ciberseguridad sea vista desde un punto de vista holístico y más general. 

xbox cloud microsoft

La visión optimista del futuro de Microsoft

Aunque para muchos Microsot sigue y seguirá siendo una empresa de software, hoy por hoy el gigante está más enfocado en las tecnologías en la nube. Incluso más importante, Microsoft se presenta hoy como uno de los nombres más valiosos en la industria tecnológica por convertirse en un habilitador de la Transformación Digital.

«Lo que estamos haciendo es anclarnos en el viaje del cliente», dijo Omar Abbosh –vicepresidente de soluciones corporativas de Microsoft– durante Inspire 2021. Y añadió: “Es asegurarnos de que estamos súper centrados en la industria, y es invertir junto a nuestros socios para ayudarles a comprometerse con nosotros a impulsar el crecimiento de nuestros clientes»

Este cambio hacia la nube no solamente es prevalente en servicios como Office y ahora Windows 365, sino también en líneas de productos exclusivamente para consumidores. Es precisamente este el caso de Xbox, Game Pass y Xbox Game Cloud –su servicio de streaming de videojuegos–. Al igual que en otros mercados, para Microsoft el verdadero valor está en que sus usuarios puedan acceder a sus servicios sin importar el lugar o la plataforma, más allá de atarlos a su ecosistema. 

Para un Microsoft que solía tener problemas de monopolio con el gobierno estadounidense y que durante años se destacó por ser una plataforma cerrada, esta apertura bajo el mando de Nadella representa un cambio importante en la visión de la compañía. Su compromiso ha quedado bien resaltado en Inspire 2021, y seguramente marcará el rumbo de la compañía en los años venideros.