La importancia de garantizar la continuidad del servicio de energía en las industrias

La energía eléctrica es uno de los recursos más valiosos y utilizados en la actualidad. La virtualidad acelerada es ahora un factor que permite que, la población reconozca la magnitud del problema que se tiene cuando hay una falta de continuidad en el servicio eléctrico, pues esto repercute en baja productividad y así mismo en grandes pérdidas para algunas industrias.

Es importante recalcar que las industrias de misión crítica tienen mayor sensibilidad en cualquier corte de energía, por ejemplo, recientemente un hospital de Santa Marta puso en riesgo a más de 60 pacientes por la interrupción en el servicio, al no contar con un sistema de respaldo y conmutación confiable.

A lo que, es importante reconocer que existen un tipo de soluciones de energía crítica, como lo son los tableros de transferencia para baja tensión, que abarcan desde 30 a 4000 A, los cuales garantizarán la continuidad del flujo eléctrico así haya un cambio de fuente de red, a una fuente alterna o, a una de emergencia (generador diésel o planta eléctrica), de la forma más adecuada para el sistema, como lo proveen ASCO Power Technologies, un proveedor a líder mundial.

Las transferencias son parte fundamental de las instalaciones eléctricas ya que, por medio de un monitoreo continuo, reconoce cuando hay falta de energía y debe entrar la segunda fuente. Así mismo están ubicadas en un punto clave para gestionar y medir los sistemas y las cargas de energía esencial, es por esto por lo que ofrecen una vía para recopilar datos de energía y controlar importantes funciones de potencia de respaldo.

El pasado 13 de agosto, el Gobierno de Colombia, ha sancionado la Ley de Transición Energética, lo que contribuirá a seguir consolidando el país como un referente mundial de sostenibilidad por consiguiente las inversiones, los proyectos que incluyan equipos de medición inteligente que aporten a la eficiencia energética contarán igualmente con beneficios tributarios de exclusión de IVA, aranceles y depreciación acelerada, establecido en la Ley 1715.

Este tipo de soluciones permiten tener un sistema robusto que garantice la continuidad de servicio por medio de 4 modelos de transición, en los que se puede realizar el cambio de fuente de la energía, que se establecerá dependiendo del sistema de la industria, como:

  • Transición abierta: conmutación directa de interrupción previa a la conexión que sirve para una amplia variedad de aplicaciones.
  • Transición demorada: evita grandes corrientes de entrada lo que proporciona tiempo para reducir la velocidad del motor y las cargas inductivas.
  • Transición cerrada: se superpone a las fuentes de poder de conmutación previa a la conexión que evitan interrupciones momentáneas de la energía.
  • Carga blanda: aumenta la energía de una fuente original y disminuye la energía de una fuente alternativa de manera simultánea.

“La personalización es la clave para optimizar las instalaciones”, indicó Anthony Landi, director de ingeniería. “Debido a que cada sistema de transferencias se diseña en forma personalizada permite a ASCO POWER aliarse con otras soluciones de empresas como Schneider Electric que pueden configurar sistemas para cualquier necesidad de misión crítica por decir en centros de datos, complejos de atención médica e instalaciones industriales.

Soluciones como estas proporcionan un acceso esencial que permite a las diferentes industrias y usuarios ver, evaluar el estado, los eventos y las tendencias de los equipos de energía, pues sin duda cuando hay falta de continuidad en el servicio eléctrico, esto se traduce en falta de productividad y grandes pérdidas en las industrias.