Drones que salvan vidas y regalan esperanza [MIT Technology Review]

Uso de drones para salvar vidas

Los drones han ganado gran fama en campos como la fotografía, la realización de videos e incluso el militar, y han demostrado que son mucho más que ‘costosos juguetes’. Sin embargo, ahora se empiezan a usar para salvar vidas, una prueba más de que las TIC, bien usadas, pueden generar un impacto social sin precedentes.

Bruce Y. Lee, profesor adjunto de salud internacional de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins-Bloomberg, de Estados Unidos, compartió su experiencia –la cual fue publicada a través del MIT Technology Review–, sobre el uso de drones para fines de salud pública, y el caso concreto del transporte de vacunas a Mozambique.

Explica Lee que empresas como Zipline y Matternet trabajan con organizaciones mundiales de salud para explorar el uso de drones en la entrega suministros médicos.

El equipo que trabajó en Mozambique contó con miembros de la Escuela de Salud Pública de Johns Hopkins-Bloomberg y del Centro de Supercomputación de Pittsburgh de la Universidad Carnegie Mellon. Ellos usaron el software HERMES, diseñado para analizar las cadenas de suministro.

“Con él, desarrollamos y dirigimos una serie de escenarios que incluían diferentes desafíos a los que podría enfrentarse un dron: condiciones meteorológicas adversas, animales salvajes e incluso personas que intentan derribarlos por temor a que formen parte de una operación militar”, comentó Lee.

El resultado fue valioso, en cuanto a tiempo y gestión, pero sobre todo por la protección de la vida, no solo de las personas a quienes les llega la vacuna que necesitan, sino de quienes ponen en riesgo la suya por ir a llevarla.

“A menudo, las vacunas dependen de una persona que viaja en moto, bici, animales o incluso a pie para llevarlas su destino. Estos tratamientos son un recurso muy valioso, no solo por el dinero que cuesta su desarrollo, sino por su fragilidad (la exposición al calor puede hacer que se estropeen) y su capacidad de salvar vidas”, agregó Lee.

Como resultado, demostraron que los drones pueden proporcionar un ahorro de entre 20% y 50% frente al transporte terrestre tradicional, aunque esto también depende del tamaño de la población atendida, de las condiciones del camino, de la velocidad del transporte terrestre, de la fiabilidad de los drones y de la voluntad de las personas de aceptarlos. Pero demuestra que la nueva tecnología no tiene por qué resultar costosa

En Colombia también se explora el uso de drones para salvar vidas, como ocurre con el programa de desminado humanitario, uno de los puntos clave del acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc. Actualmente se trabaja en el diseño de estas drones que permitan ubicar y detectar desde el aire los campos minados, para poder agilizar el proceso y garantizar la seguridad, tanto de pobladores como de los uniformados del Ejército Nacional, quienes adelantan esta peligrosa labor.

En otros casos, los drones son usados para sembrar semillas, árboles y combatir la deforestación en el mundo.

Aunque sean dispositivos costosos, los beneficios son mayores y considerablemente significativos. Por la optimización de procesos, la reducción de tiempos y, sobre todo, por las vidas salvadas, los temores que generan los drones y los intentos de regularlos no deberían ser un freno para su adopción.